Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

13 abr. 2008

Domingo 13 de abril de 2008

Por Darío Zambra B. / La Nación Domingo

Hernán Durán, Socio y gerente general de Gescam
"Hay que repensar las mega centrales de Aysén"
"Uno no puede decir irresponsablemente que este fenómeno pone en cuestión el proyecto de las represas en Aysén. Pero sí creo que debe haber una respuesta muy sólida".

Quienes lo presenciaron dicen que fue un fenómeno extrañísimo. Fue la noche del lunes pasado cuando el río más caudaloso de Chile, el Baker, ubicado en la Región de Aysén, triplicó su caudal. De súbito recibió una inyección de dos mil millones de litros de agua.
¿Qué fue lo que sucedió?
Los deshielos provocaron que las aguas del lago Cachet 2 se escurrieran directamente al Baker, uno de los ríos donde los grupos Matte y Endesa pretenden levantar cinco megacentrales hidroeléctricas. Por eso la preocupación del crecimiento sorpresivo en el caudal del río. Acá, el gerente general de Gescam explica cómo las consultoras ambientales se están preparando para hacer frente a este tipo de fenómenos.

¿Se enteró de lo que pasó en el Cachet 2?
El lago se quedó completamente seco en menos de doce horas.
Sí, lo vi. No es un hecho corriente ni del que tuviéramos información de que hubiera ocurrido antes. No estoy trabajando en la zona ni haciendo un seguimiento de todos los fenómenos que allí ocurren, pero me pareció algo fuera de lo común
En esa cuenca se quieren construir cinco megarrepresas.
¿Cómo se prevén este tipo de fenómenos en los estudios de impacto ambiental?

Todos los eventos de la hidrografía están considerados en los estudios y para eso se analizan los períodos anteriores, por lo menos cien años atrás, en el caso de los proyectos en la zona central. No sé si para Aysén se pedirán otro tipo de antecedentes. Es normal que se solicite un análisis histórico, y un hecho como éste no puede pasar inadvertido. Ahora, si ocurre por primera vez en la historia tendrá que quedar documentado en alguna parte.
Con este suceso, ¿será necesario reestudiar el proyecto de las centrales en el Baker?
Sí, por supuesto. Hay que repensar el proyecto, en el sentido de que se necesita una respuesta. Pero eso no significa que deba detenerse. Uno no puede decir irresponsablemente que este fenómeno pone en cuestión el proyecto. Pero sí debe haber una respuesta muy sólida. Tal vez, en su estudio esto ya lo tenían considerado, pero eso no lo sé.
Porque no es menor un fenómeno inesperado que triplique el caudal del río.
Por supuesto. Ahora, cómo afecta eso a las represas no lo sé.
¿Y cómo se puede responder frente a un evento como éste cuando un proyecto ya está en pleno funcionamiento?

Si ya se está implementando y ocurre una catástrofe, van a tener que arreglarlo. Pero una catástrofe pasa igual. Ahora, a la autoridad se le entregará un estudio sobre ese proyecto y ella será la responsable de aprobarlo o rechazarlo. Pero este tema aparecerá sin duda en esa discusión.

Estos fenómenos inesperados que está provocando el calentamiento global,
¿obligan a las consultoras ambientales a introducir cambios en su modelo de trabajo?

Creo que cuando se trata de lugares tan complejos como éste, se trabaja con modelos más sofisticados. Se es más riguroso en términos de analizar cuáles son todas las variables que están en juego. Pero en este caso, que tiene que ver con un fenómeno de clima o de manejo de aguas, el tema no puede pasar inadvertido. Lo más probable es que la Dirección de Aguas les solicite a los responsables del proyecto un informe completo sobre esto y, seguramente, harán exigencias más complejas que las que hubieran pedido antes de que se registrara el escurrimiento. LND

No hay comentarios: