Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

22 feb. 2010

Del río Baker, las ballenas yubarta y la geometría Fractal ....

Del río Baker, las ballenas Yubarta y la Geometría Fractal …..

¿Cuál es la longitud de la rivera del río Baker?

Esta pregunta es un símil de la hecha por el matemático Benoit Mandelbrot,
con la cual sorprendió al mundo científico:
“¿Qué longitud tiene la costa de Inglaterra?”

Conocimientos mínimos de matemática fractal nos enseñan que cualquier trozo finito de costa, tiene longitud infinita …..

Esto se entiende pues si desde una cierta distancia (altura) yo mido un pedazo de costa –que yo percibo como un trazo recto- y le asigno un valor, al acercarme al trazo medido (al disminuir altura), detecto que el trazo que yo consideraba recto está formado por numerosas secciones quebradas, de tal suerte que su “verdadera” longitud es aún mayor a la primera medida. Y si sigo acercándome, cada pedazo que en el segundo intento de medida me pareció recto, veré que a su vez está formado por numerosos trozos quebrados .... así la longitud puede aumentar hasta infinito ....

En el caso del río Baker, hay otra razón además de la fractal, para decir que la longitud del río es INFINITA ....

Los “Patagones” saben que la bondad del gran río es infinita, porque sus aguas han sido sustento de los ecosistemas en la zona.

Las ballenas yubartas se comunicaban por medio de “canciones” desde un punto (su zona de apareamiento por ejemplo) hasta otro cualquiera en el globo (su zona de alimentación en el verano, por ejemplo). 15 minutos de canto de ballena yubarta corresponden a 100.000 o más bits de información (algo así como la información que contiene La Iliada o La Odisea). Con el tiempo las canciones de yubarta devinieron en melodías más tristes, que apenas alcanzan a cubrir algunos cientos de kilómetros. La contaminación marina por desechos humanos y el ruido de los transportes transatlánticos han sido implacables. Las ballenas yubarta no sólo han disminuido su capacidad de comunicarse sino que han visto afectado el entendimiento en sus comunicaciones. Canal y mensaje han sido afectados. A mi al menos me parece como si la destrucción humana de la comunicación en otras especies se volviera en contra de nuestros propios intentos de comunicación .....

Dice el poeta Leonel Lienlaf que detrás de cada situación humana, de cada tensión social está el drama del “entendimiento”. A la carente o débil comunicación se suma el drama más profundo de la falta de entendimiento. Este es el telón de fondo de los flujos bidireccionales entre la sociedad civil céntrica, de la metrópolis, para con los viven país en sus bordes (los que viven en la Patagonia, por ejemplo).

¿Podremos los que vivimos en el centro del país, entender el canto yubártico de los que viven en la Patagonia?

¿Podremos entender otras cosmo-visiones los aquejados por la –supuesta- creciente demanda eléctrica?

¿Podremos entender que la rivera del río Baker es fractal y de longitud infinita?

9 feb. 2010

Carta2 Abierta a Felipe Berríos



¿ Dos rectas que no se cortan ?

Carta2 Abierta a Felipe Berríos

Cuando Felipe Berríos habla de que el primer desafío ecológico es la reducción de la pobreza toca en nosotros aquella fibra humana que nos lleva al sueño propiciatorio y a la lucha por erradicar el sufrimiento de los más postergados, de los empobrecidos, en esa también estamos …. Pero olvida Berríos otras sutilezas: no quiere recordar que hay una vinculación estrechísima entre desastres ambientales y pobreza, en el sentido de que son los marginados, a quienes ha afectado y afectará -en primerísimo lugar- cualquier colapso ecosistémico, porque muchos de los diseños del “progreso” terminan por afectar –de manera preconcebida- los espacios de sus cotidianos y porque los no empobrecidos –hasta ahora- manejan muchas otras alternativas para escapar de los desastres que en muchos casos –desgraciadamente- ayudan a producir.

-

El discurso de Felipe Berríos me abre hacia una cierta sensación en donde se difuminan las imágenes de las verdaderas causas de que haya empobrecidos. Pero voy más allá de eso, hoy deberíamos manejar una cierta lógica de inclusión ecosistémica, que superara lo reductivo que puede ser un paradigma centrado exclusivamente en alteridades (contradicciones).

-

Cuando Felipe Berrios defiende a la empresa privada, aquella que en la Patagonia compra conciencias bajo el maquillaje verde de la Responsabilidad Social Empresarial, desgraciadamente me (nos) huele a voz de trueque …. Chile necesita techos, pero no mientras la institucionalidad ambiental y la sociedad en su conjunto no hayan resuelto el dilema -NO MENOR- en torno al verdadero significado de las represas en la Patagonia. Techos para Chile sí!, pero no cargando en la conciencia de esta institución, la destrucción de una zona que debiese ser reserva de la biósfera y patrimonio de la humanidad.

-

Las palabras de Felipe Berríos me suenan a una cierta aplicación/interpretación extrema de Maslow, en donde en pro de superar la pobreza se postergan –por ejemplo- necesidades culturales, ecológicas y no puedo dejar de olvidar que ha sido la razón-pura del racionalismo-cartesiano la que ha alejado de nosotros la imagen de la trama, aquella interconexión insoslayable que tenemos con el universo y que por negarla estamos en donde estamos ….

-

Es curioso como las más esperanzadoras miradas en Teología de la Creación parecieran quedar fuera del ámbito de la discusión en la voz de Berríos. Pareciera a primera vista en este caso –que las dos vertientes de conciencia que enfrentamos fueran tan disímiles, como si las cosmovisiones desde done nos paramos fueran dos rectas que no se cortan …. Pero esto definitivamente no es así, tengo la esperanza ….. y es por eso que llamados a propiciar el contacto con Berríos –como el mío infructuoso y el abierto por Monseñor Infanti- son en extremo valiosos ….

-

Felipe Berríos sobrepone la necesidad de los pobres por encima de toda otra sensibilidad, descartando el sutil lazo que pueden tener incluso aquellos pobres a los que favorecería una posible donación de Hidroaysén, con los ecosistemas patagónicos …. Si Uds. me preguntan: ¿qué tienen que ver los pobres con la Patagonia, si viven a cientos de kilómetros de ella? Mi respuesta quizás les pueda pacerá irrisoria ….. : TODO!

-

Claudio Escobar Cáceres

Ingeniero Civil Industrial Eléctrico, PUC

Profesor de Estado en matemáticas, UAH

URGENTE: Colbún inicia ilegalmente ....

Colbún inicia ilegalmente obras de Proyecto Angostura

Sumándose a la ilegitimidad de la aprobación de EIA del PH Angostura en el territorio Pewenmapu de Altos del Bío Bío, la empresa Colbún (Grupo Matte) a dado inicio a los trabajos con maquinaria pesada en la zona de confluencia de los ríos Huequecura y Bío Bío. Recurso de reclamación aún se encuentra en tramitación por Conama…
read more here.»»
--
www.paismapuche.org

8 feb. 2010

Habla Juan Pablo Orrego

Represas en Aysén
Carta publicada en El Mercurio del Presidente de Ecosistemas, Juan Pablo Orrego.

Señor Director:

Llama la atención que personas que saben del tema hidroeléctrico, por razones aparentemente ideológicas o comerciales, escojan deliberadamente analizar la temática con una mirada reduccionista, tan estrecha en el espacio como en el tiempo. Entre otras cosas, esto implica hacer caso omiso de las conclusiones de la Comisión Mundial de Represas y de la mirada crítica generalizada que se tiene en el mundo progresista respecto del tema.

Si las represas tienen un "impacto reducido" sobre los ecosistemas, como dice Blanlot, ¿por qué entonces el ministro de Energía ha presentado una iniciativa legal para que las empresas eléctricas entreguen compensaciones económicas a los municipios de las comunas más directamente afectadas? Varios alcaldes de Aysén han hecho ver que las compensaciones debieran entregarse a toda la región, porque el impacto de las represas y obras aledañas afectaría a la región entera. Evidentemente, ellos tienen más clara la película, y visualizan los enjambres de caminos y líneas de transmisión y subestaciones que acompañan estos proyectos, que la señora Blanlot escoge no considerar.

Finalmente, ¿qué pensarán en Sernatur cuando alguien como la ex directora de la CNE percibe el turismo en la Patagonia como algo marginal y elitista?, cuando, además de ser una industria "sin chimenea", esta actividad productiva sustentable actualmente es el pilar de la economía de muchos países del mundo. Al mismo tiempo, el Gobierno hace esfuerzos denodados por mejorar la imagen-país de Chile, promoviendo su naturaleza que "sorprende siempre" y destacando a la Patagonia como uno de nuestros principales patrimonios naturales. ¿Afirmaría también la señora Blanlot que el impacto de Pangue y Ralco en el Alto Biobío es "reducido’’?

Juan Pablo Orrego S.
Presidente Ecosistemas

Responde un Tehuelche !!!!

Agrupación Nacional Jóvenes Tehuelches. 2 de Febrero de 2010
Sobre la visión de sociedad de Felipe Berríos
Por Manuel Ruiz Aravena. Agrupación Nacional Jóvenes Tehuelches. Agrupación Herederos de la Patagonia (Villa Cerro Castillo, XI Región)

Como ignaciano (ex alumno del colegio jesuita San Mateo) llamaron mi
atención las declaraciones hechas por el padre Felipe Berríos S.J. hace unos
días, a través de las cuales hacía cuestionamientos a la campaña Patagonia
Sin Represas (PSR) y daba algunas luces de apoyo al proyecto HidroAysén
(PHA).

En mi paso por el colegio San Mateo (12 años) se me inculcó mucho la moral,
definida ésta como la disposición de la persona en relación al bien
(común), la obligación que tiene un ser moral con la justicia, así como el rol de los
ignacianos y personas en general como co-creadores de la creación del Señor.
Estas enseñanzas me marcaron y no me permitían quedar ajeno a las
injusticias sociales, ambientales y políticas que se empezaban a dar en la
región de Aysén por los intereses de grandes empresas hidroeléctricas, por
lo que en el año 2005 empecé a trabajar voluntariamente en la campaña PSR.

En sus declaraciones el padre Berríos S.J. cuestiona a la campaña PSR
atacando al Sr. Tompkins y al Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena
(CDP), pero al leerlo detenidamente me di cuenta del desconocimiento que
refleja sobre la campaña, dado que la misma es sostenida con mayor fuerza
por las organizaciones de base en los territorios afectados (organizaciones
de carácter funcional), además, en la campaña participan tanto
organizaciones dentro como fuera del CDP.

He ahí un punto crítico de la entrevista del padre Berríos S.J., ya que,
aprovechando su posición de reconocido guía espiritual y luchador por la
justicia social en nuestro país, siembra un cuestionamiento sin dar toda la
información, lo cual se puede considerar una falta a la verdad por omisión.

El padre Berríos S.J. en Chile ha sido una suerte de Robin Hood pero sin
robar, al buscar recursos entre los que más tienen para ayudar a los que
menos tienen, figura que en su momento me inspiró para ser voluntario en Un
Techo para Chile y del Instituto de Formación y Capacitación Popular
(Infocap, la "Universidad del Trabajador"), a fin de colaborar en el
avance de la justicia social en nuestro país.

En mi paso por estas organizaciones me di cuenta que algunos de los recursos
se buscaban en empresas, de las cuales algunas eran muy cuestionadas
ambiental, social y políticamente entre la ciudadanía. Entonces me asaltó
una pregunta… ¿será moral una acción realizada con recursos que tienen un
origen inmoral, amoral o de cuestionada moralidad? Entonces, creo que su
cuestionamiento al Sr. Tompkins se puede invertir.

No quiero parecer defensor del Sr. Tompkins sino dar a conocer las dudas que
me asaltaron en Un Techo para Chile (cuyo aporte al país y a América Latina
es incuestionable) y que hoy reaparecen al leer la entrevista al Padre
Berríos S.J.

¿La gente podrá cambiar? ¿Somos capaces de perdonar la injusticia y remediarla?

¿Los dichos del padre Berríos S.J, no serán un intento por acercarse a una
empresa con un poder financiero enorme, siendo una gran aliada para las
campañas de las que es rostro?

Hoy los vecinos de mi comuna (Río Ibáñez) y muchos de la región no tienen
agua para regar los campos porque prácticamente toda está en manos de
grandes empresas eléctricas, así como vemos amenazados por estos proyectos
nuestros sueños, medio ambiente y calidad de vida. ¿Será eso un costo que
debemos asumir o una injusticia contra la cual se debe luchar y remediar?

Mi formación ignaciana me orienta a lo segundo…

El río que pasa a metros de mi casa -y del cual algunos vecinos necesitan
agua para sus animales- fue rematado en Santiago hace algunos meses en US$
47 millones, ¿Será eso justo? A mis ojos es dar vida a quien tiene dinero y
negársela a quién no lo tiene.

Por un país más justo social, ambiental y políticamente… AMDG

4 feb. 2010

Potente!

Obispo de Aysén, Luis Infanti

“Espero que se dé la posibilidad de hablar en persona con Felipe Berríos”

El sacerdote, que ha sido un férreo opositor al proyecto HidroAysén, critica la postura del fundador de Un Techo para Chile, que hace unas semanas respaldó la construcción de megarepresas. Entre otros puntos, discrepa con el jesuita en cuanto a que las comunidades acepten donaciones como las de Endesa-Colbún, ya que con esto “se dedican a comprar conciencias”.

Sorpresa. Esa fue la sensación que tuvo el obispo de Aysén, Luis Infanti, luego de leer en El Mostrador las declaraciones del sacerdote jesuita Felipe Berríos que, en una entrevista a un medio regional, respaldó la construcción de megacentrales hidroeléctricas como las que considera el proyecto HidroAysén en el sur del país.

Infanti, que ha sido un férreo opositor a la apuesta energética de la sociedad Endesa Colbún, explica que lo sorprendió “no tanto el contenido, sino la manera en que aparecieron las declaraciones en el Diario de Aysén, lo que me llevó a pensar en una intencionalidad de la empresa que debe haber promovido la entrevista al padre Berríos, que ni siquiera vino a Coyhaique. Había un claro intento de deslegitimar los planteamientos éticos del obispo y la Iglesia de la región a través del diario”.

Según Infanti, “es una estrategia común plantear divergencias entre personas de la misma Iglesia. No solo de HidroAysén, sino de otras grandes empresas, como en el caso de Pascua Lama (Barrick Gold) o el conflicto en Mehuín (Celco)”.

-Luego de esta entrevista ¿ha conversado con Berríos?

-Brevemente. Hemos quedado en conversar más porque son temas complicados y complejos, que no son para hacerlo telefónicamente o vía e-mail. Así que espero se de la posibilidad de hablar en persona.

-¿El sacerdote jesuita mantiene sus dichos?

-Sí, reafirma sus dichos y postura, aunque está abierto a un mayor diálogo y comprensión de la problemática, que no conoce adecuadamente, ya que no vive en la zona por lo que lo que sabe lo sabe de oídas y por los medios de comunicación. Distinto a uno que vive acá y ha visto el proceso.

“Yo me preguntaría, si me ofrecen donativos para hacer el bien a los pobres, si estoy dispuesto a aceptar donativos de empresas que fabrican armas, que favorecen productos abortivos, o marcas de cigarros que dañan a las personas”.

-¿Cuál es la postura de la iglesia regional con respecto a HidroAysén?

-La Iglesia está muy integrada con el tema desde fines de 2005 por lo menos, lo hemos reflexionado mucho. De ahí surge la Carta Pastoral del Agua que tiene reconocimiento a nivel de América Latina y la Conferencia Episcopal, que ve con buenos ojos que se siga reflexionando sobre temas ambientales.

No digo que sea palabra de Dios, pero hay una reflexión importante desde ética y espiritualidad.

-¿Y existe sintonía al respecto con la iglesia a nivel nacional?

-La Conferencia Episcopal reconoció nuestra reflexión. Por eso se está impulsando la creación de un departamento especial relacionado con medioambiente: no puede haber uno o dos obispos reflexionando solos, sino que tiene que ser como iglesia chilena. En eso estamos.

-Entonces esto marca un quiebre en la Iglesia frente a temas ambientales.

-No. Primero hay que decir que estos no son temas estrictamente de fe: hay una búsqueda más en la línea antropológica y ecológica en que necesitamos mayor profundización porque Felipe Berríos enfatiza una visión antropocéntrica, que ve al ser humano como el centro de la creación. La Carta Pastoral del Agua tiene otra postura, que señala que la visión antropocéntrica es la que tiene el sistema neoliberal, que es eminentemente depredador de la naturaleza y excluyente del ser humano, porque incentiva deseos más allá de necesidades reales, hasta llegar a un ecocidio, como diría Juan Pablo II.

Así se va excluyendo cada vez más a los que tienen menos capacidad de defenderse y sobrevivir, porque la sociedad ya no se diferencia entre pobres y ricos, sino entre ricos y excluidos, que es peor porque no cuentan. A ellos se les trata de dejar callados, para que no molesten, con algunas becas y limosnas.

-Entonces ¿la visión antropocéntrica que según usted manifiesta Berríos finalmente favorece a las grandes empresas?

-Claro. Favorece que se acumule poder en pocas manos. Si sus intereses son esencialmente el lucro más que el bien común, entonces estarían manipulando incluso la conciencias de las personas para lograr lo que quieren.

-¿Ve usted un intento de manipulación de Berríos?

-No puedo entrar en la conciencia de otra persona. Pero el artículo del diario de Aysén empieza cuestionando la carta que el vicariato mandó a las comunidades, que apuntaba a la compra de conciencias. HidroAysén lo hace a través de las necesidades de la gente y dando oleadas de beneficios, becas, contribuciones. Esa es la chispa que ha motivado que el diario entreviste a Berríos. Ahí esta la clave y cada uno está obligado a cuestionarse si frente a esta oleada de donaciones uno se somete o rechaza. La iglesia invitó a que las comunidades cristianas las rechacen porque HidroAysén con estas ofertas es inmoral. Y con los proyectos que plantea también.

-Berríos no ve con malos ojos estas donaciones y se pregunta por qué en vez de atacar una represa hidroeléctrica los obispos no hablan ni atacan la concentración de la riqueza, apuntando a Douglas Tompkins y a cómo éste creó su fortuna.

-Yo me preguntaría, si me ofrecen donativos para hacer el bien a los pobres, si estoy dispuesto a aceptar donativos de empresas que fabrican armas, que favorecen productos abortivos, o marcas de cigarros que dañan a las personas. Ahí está el gran cuestionamiento ético. HidroAysén con su propuesta de megarepresas en la Patagonia es un destructor del medioambiente y al final son peores que una empresa de armas.

- El sacerdote jesuita también alega que la defensa de la Patagonia es un tema elitista y que sólo sirve a intereses de turistas extranjeros con mucho dinero ¿qué dice usted al respecto?

-Lo del turismo me parece bastante secundario. El problema de fondo es que las aguas de Aysén en un 96 por ciento sean propiedad de una sola empresa: Endesa, de Enel Italia, de las que se ha adueñado gratuitamente y a perpetuidad porque la Constitución se lo permite.

-¿Las palabras de Berríos respaldan esta situación?

-Sí, porque aunque lo que a él le preocupa es que las grandes empresas y dueños del capital marginen cada vez más y no se preocupen de los desposeídos -en lo que estamos en sintonía- no va al fondo del asunto.

Estas grandes empresas, bajo el manto de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), justifican la continuidad de ese sistema y yo haría distinción entre obras de caridad y obras de solidaridad.

Un Techo para Chile, Hogar de Cristo, son apuestas para aplaudir y ser alabadas. Sin embargo el mismo Padre Hurtado decía que una cosa es la caridad y otra es la solidaridad: la caridad termina cuando empieza la solidaridad, un sistema social que busca la equidad y participación de todas las personas en bienes que Dios ha creado para todos y no sólo para algunos. El agua es uno de ellos.