Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

11 mar. 2008

¿Mano más dura?

¿MANO MÁS DURA?

Por Annika Schuettler

Una democracia consiste en mucho más que un set de reglas y procesos constitucionales que determinan cómo funciona el gobierno. Para que una democracia exista, es esencial el desarrollo de una sociedad civil activa. La sociedad civil es el conjunto de ciudadanos e instituciones que definen y defienden los derechos de la ciudadanía, vigilan su aplicación efectiva y plantean demandas al gobierno.

Una de las formas de participación de la sociedad civil en los procesos de toma de decisión política es a través de manifestaciones pacíficas y de la presentación de peticiones, ambos derechos asegurados por la Constitución en su artículo 19 Nº 15 y 14, respectivamente.

Un grupo de pobladores de la región de Aysén en ejercicio de estos derechos, el 19 de noviembre del año 2007 inició desde Cochrane a Coyhaique una cabalgata que denominaron por “Patagonia SIN Represas”. Más de 30 jinetes partieron desde Cochrane y a lo largo del camino se sumaron cada vez más jinetes a esta causa. Cuando llegaron a Coyhaique eran más de 200, y miles de Coyhaiquinos les mostraron su apoyo recibiéndolos con aplausos, gritos y pancartas.

Para asegurar un diálogo fructífero con las autoridades regionales, los integrantes de la cabalgata enviaron en forma previa un petitorio relacionado con la causa épica de Patagonia SIN Represas, que contenía sus demandas inmediatas y a largo plazo. Sin embargo, el día de su llegada estas autoridades no fueron capaces de recibir dignamente a los ciudadanos, ni de contestar satisfactoriamente a sus peticiones. Esa fue la respuesta a una manifestación pacífica que organizó hasta el equipo encargado de limpiar la plaza de Coyhaique al término de la manifestación.

Los pobladores de Aysén mostraron su madurez como ciudadanos al utilizar los medios que la Constitución les ofrece para poder participar en la toma de decisiones en un tema existencial para ellos y para las generaciones futuras. ¿Qué puede pasar si en democracia la sociedad civil intenta participar en los procesos de toma de decisión política a través de los derechos otorgados por la Constitución, pero no es escuchada? ¿Qué consecuencias podrían tener el incumplimiento de los deberes de las autoridades regionales y la falta de respuesta hacia la gente que representan? En la psicología humana, la frustración e incomunicación son consideradas factores que pueden desencadenar agresiones y violencia. Por eso, el sentimiento de frustración que se generó por las esperanzas que los integrantes de la cabalgata tenían en el impacto de esta acción ante “sus” autoridades, además de la falta de comunicación que se expresó claramente en este acto, pueden llegar a tener consecuencias graves para la relación entre autoridades políticas y la ciudadanía, especialmente si son experimentadas en reiteradas ocasiones.

Es tiempo que las autoridades chilenas se pregunten por qué las manifestaciones al igual que las protestas de los sindicatos de empresas a menudo terminan con violencia.

Últimamente está aumentando la exigencia hacia el gobierno, especialmente de parte de los empresarios, de “poner una mano más dura” en situaciones en que los conflictos se vuelven violentos. Sin embargo, reflexionando acerca de las consecuencias de lo ocurrido en el caso de la cabalgata, mi pregunta es si uno de los remedios para evitar el desarrollo de conflictos violentos, no será más bien brindarle la atención y consideración que merecen en el momento en que aparecen. Es una muy mala señal y deja un precedente pésimo para todo tipo de conflictos que se den en el futuro, el que recién a través de la violencia reciban la atención de las autoridades y del país en general.

1 comentario:

Colectivo Wallmapu dijo...

Felicitaciones Annika, me impresiona tu uso del lenguaje, tus ideas claras, tu amor por estas causas. Un fuerte abrazo, el maestro de pizzas, Claudio.