Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

26 mar. 2008

Editorial: A la búsqueda de una nueva Teología de la Creación .... En torno a las palabras de Mons. Errázuriz (Canal 13)

Por las mañanas pongo la televisión para despertar. Tras elegir el canal 13, accedí a un extracto de conversación, de una periodista de la señal, con Monseñor Francisco Javier Errázuriz Ossa, Arzobispo de Santiago.
Imbuido de una cierta rabia -esa es al menos mi percepción- fustigó a particulares extranjeros y a ONGs extranjeras, de vertir opiniones respecto de los problemas ambientales y sus soluciones en nuestro país. Preguntó con cierto enojo ¿por qué no hablaban de los problemas en sus suelos de origen?
Personalmente creo le falta información al Arzobispo, porque activistas (Ecologistas, abogados, etc.) de otras tierras -como los que nos han visitado en estos días- con mayores o menores virtudes, mantienen una tradición antigua de levantar opinión no sólo en torno a problemáticas ambientales de países extranjeros -como el nuestro- sino también en sus lugares de nacimiento.
Pero lo que me impacta es la Teología de la Creación que subyace tras sus enojadas palabras. Yo pensaba que Mons. Errázuriz enarbolaba una visión de la creación de Dios, en la cual somos considerados co-creadores y por tanto co-responsables de lo creado por Dios. Una palabra (y una acción) que busque el menor daño a la creación, que honesta y humilde llame a la responsabilidad de toda acción en pro de la sustentabilidad, debería al menos ser aplaudida o bien recibida por las iglesias, independiente del origen de quien las diga.
Huelo consejos de la derecha económica, como si Errázuriz quisiera proteger los sacrosantos intereses geoeconómicos y geopolíticos de los grupos económicos altamente conservadores y temerosos de perder su ciudadanía depredadora.
Si existe un dios del lado de los que arrasan, ese no es mi dios. Prefiero los Neguechenes Mapuche, esos espíritus que cuidan la tierra y que nos invitan a considerarla madre.
Prefiero el Dios que inspiró las siguientes palabras, extractadas del artículo de Mons. Luis Infante de la Mora (Obispo Vicario Apostólico de Aysén), publicado bajo el título: "Amor y Sabiduría. ¿Cómo lo explicaríamos a las futuras generaciones?", en el libro Patagonia SIN Represas -2007-:
(...) la naturaleza que Dios ha puesto a nuestra disposición, dejando también en nuestras manos la gran responsabilidad de su cuidado.
(...) Las bellezas de Aysén no son sólo para los ayseninos, sino para todo el mundo, y por esto me alegra la actual preocupación de muchos por los recursos naturales de Aysén.
(...) En nuestra relación con la naturaleza podemos colaborar con Dios, o bien ofender al Creador, dañándonos a nosotros mismos.
(...) Dañar la naturaleza en Aysén es ofender a los ayseninos y a toda la humanidad, así como por el contrario, amarla es amar a ambos.
(...) Los garndes cuestionamientos ambientales que se dan en torno a la región de Aysén se deben a las intenciones de empresas privadas de construir megacentrales hidroeléctricas en los ríos más caudalosos y prístinos de la zona, proyectos con altos riesgos de impacto negativo en los ámbitos de lo ecológico y sociocultural. Científicos, poíticos y empresarios tienen oficialmente legitimada su palabra sobre estos proyectos. Pero sería un grave insulto, y un escandaloso error de la democracia, no considerar seriamente a los que tenemos la ciencia, al amor y el arte de vivir es estas tierras (...)
Clarísimo.
Dos teologías diferentes. Sin necesidad de ser creyente en Dios, Ud. decida.
Marzo 26, escrito por Claudio Escobar Cáceres.

1 comentario:

Colectivo Wallmapu dijo...

Claudio

Muchisimas gracias por tus palabras bien escrito,como siempre, y con mucho pensamiento, como siempre. Estoy totalmente en acuerdo y eligo yo la segunda teologia - y no la teologia del momio. Espero que la vida esta bien contigo. Carino,
Jeff