Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

7 dic. 2009

Hidroaisén es un proyecto Anacrónico .... (La Nación, Hernán Sandoval)


Fue embajador en Francia, consultor de la Organización Mundial de la Salud y asesor de los ministerios de Medio Ambiente y Salud. Es médico y, en una ondera galería del corazón de Providencia, a punta de café cortado y tostadas con mantequilla, Sandoval se explaya sobre la pelea que le ha quitado el sueño en los últimos años como presidente de la Corporación Chile Ambiente: la oposición a las grandes represas en la Patagonia.

“En todo caso nuestra propuesta es más global e involucra plantear una nueva política energética para Chile”, precisa.

Uds en la corporación han puesto la atención sobre la línea de trasmisión, que llevará energía desde Aysén a Santiago.

Es una aberración. En ningún país del mun­do hay una línea que vaya de punto a punto, que atraviese un territorio de 2.200 kilómetros y que, además, ponga al país en una situación extrema- clamente vulnerable, porque si se llega a caer, el descalabro que se produce sería enorme. En todo caso, creo que no ha habido un debate significativo sobre el im­pacto político y económico del proyecto de HidroAysén.

¿A qué se refiere con eso?

Es un proyecto anacrónico, porque perpetúa un modelo modelo mopólico de producción de energía. Entre Endesa y Colbún –los socios del proyecto- controloan más del 70% de la energía del Sistema Interconectado Central, que abastece al 80% de los chilenos. Sin se aprueba este proyecto, pasarían a tener más del 90 % de la energía. Si este no es un monopolio, no sé que cosa será.

Esa es una propaganda falaz o, directamente, una falsedad. Consideran que el impacto de las represas es hacia atrás y no hacia delante. Nosotros hemos dicho que las represas modificarán el aporte de sedimen­tos y nutrientes de la desembocadura de los ríos Baker y Pascua. Eso significa que habrá menos plancton, lo que afectará la vida marítima y la alimentación de peces y ballenas. Pero, además, la actividad del plancton captura CO2 y eso disminuirá con las centrales en la Patagonia. Entonces, es una propaganda falaz decir que las represas disminuyen el cambio climático y el impacto de los gases de efecto invernadero. En todo caso, en estos años hemos logrado que el tema tenga visibilidad. Hace tres años nadie se oponía a las represas y hoy los presidenciables se pronuncian sobre el tema.

No hay comentarios: