Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

31 de jul. de 2008

Declaración Pública de las comunidades de Liquiñe

DECLARACION PÚBLICA

Las Comunidades Mapuche del Territorio de Liquiñe y la Comisión de Protección del Medioambiente, la Cultura indígena y el Turismo de Liquiñe declaramos a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente :

En acuerdo el mes de julio del 2008 las comunidades; Cachim Palitue y la Comunidad Liquiñe Alto hemos decidido rechazar rotundamente las acciones de Trayenco, empresa de SN/Power que amparándose tras la mesa Territorial Intercultural Reyehueico/Liquiñe han realizado colectas, utilizando a terceras personas las cuales solicitan las firmas a través de alcohol y engaños a comuneros mapuches y no mapuches para mejoramientos de caminos, redes de agua potable, colegios, telefonía e Internet , además entregaron cajas de alimentos haciendo firmar o estampar huellas digitales sin la consulta y el consentimiento de las comunidades en las cuales esta mesa Territorial Intercultural las han protocolizado en notaria en la comuna de Panguipulli.

Los mejoramientos de camino solo han traído daños a las comunidades en donde se han visto afectados vecinos del sector provocando daños a bosques nativos, especies endémicas como el copihue (la flor nacional), daños a esteros de agua que hacen uso los habitantes del sector . Estos hechos a pesar de ser denunciados a Carabineros y a Trayenco SN Power , la empresa no se ha retirado siendo que en el discurso de Mario Marchesse plantea que si hay problemas ellos se retiran del lugar, pero solo han parado las obras para luego continuar , además estamos consientes que los caminos son necesidad de la empresa para el fácil acceso a los lugares donde quieren llevar a efecto sus mega proyectos lo cual es ilegal, ya que con esto están en el proceso de consulta previa y pro desarrollo del proyecto y para esto necesitan la aprobación de las comunidades la cual no la tienen.
Otras de las consecuencias negativas es el impacto social que ha causado esta empresa, con la división y violencia entre las familias las cuales ya han ingresado a los Tribunales de Justicia de Panguipulli.

Nos sorprende mucho que Trayenco de SN/ Power a pesar de que tiene estándares internacionales como el pacto global al cual mencionan siga violando los dos primeros principios de derechos humanos y códigos que considera este pacto.
Entonces ¿Quienes son los responsables de estos impactos sociales, ambientales y culturales?

Es por esta razón que no aceptaremos estas malas prácticas que están efectuando Trayenco de SN/Power y la mesa Territorial Intercultural la cual denunciamos, porque además de sentirnos atropellados no ha considerado la libre determinación de los pueblos indígenas.
¡ No seguiremos aceptando más sobornos y compra de conciencia!

Por ultimo no queremos que la Mesa Territorial Intercultural siga usando mas el nombre Reyehueico/Liquiñe, porque no representa a las comunidades de este lugar, ya que reflejan los intereses de la empresa.
Este nombre nos pertenece por origen ancestral y por tanto exigimos a Trayenco de SN/Power que se haga responsable públicamente de todo el daño, ambiental, social y cultural que ha generado en nuestras comunidades.

Las Comunidades firmantes declaramos personas no gratas a Soledad Colihueque, Juan Salinas y la empresa Trayenco.

-COMUNIDAD CACHIM PALITUE.
-ASOCIACION INDIGENA Y COMITÉ DE PEQUEÑOS AGRICULTORES Y ARTESANOS DE LIQUIÑE ALTO.
-COMUNIDAD NAHUEL MAWIDA DE CHANGLIL.
-COMUNIDAD JUAN PAINEPE DE TRAFUN.
-COMUNIDAD COLLANCO DE TRAFUN CHICO.
-COMUNIDAD LORENZO CARIMAN DE REYEHUEICO.
-COMUNIDAD COLOTUE DE REYEHUEICO.
-COMUNIDAD INOCENTE PANGUILEF DE TRANGUIL.
-COMUNIDAD JOSE NECULFILO DE CARRIRRIÑE.
-COMUNIDAD VICENTE PITRILLAN CARRIRRIÑE.
-COMITÉ DE PRODUCTORES AGRICOLAS Y FORESTALES DE RAÑINTULELFU.
-AGRUPACION DE MUJERES SOL NACIENTE DE LIQUIÑE.
-COMUNIDAD CAHUINPAN QUINTUMAN.
-TERMAS MANQUECURA.
-TERMAS PUNULAF.
-TERMAS JP.
-TERMAS TRAFIPAN.
-TERMAS HIPOLITO MUÑOZ.
-TERMAS RIO LIQUIÑE.
-COMISION DE PROTECCION DEL MEDIO AMBIENTE, LA CULTURA INDIGENA Y EL TURISMO DE LIQUIÑE.
-COMITÉ DE PEQUEÑOS AGRICULTORES DE LLONQUEN.

LIQUIÑE, 29 /JULIO/2008

1 comentario:

under dijo...

Quiero empezar un dialogo sobre el articulo en La Segunda del 28 de julio 2008: "Centrales Hidroeléctricas. Opinión de comunidad mapuche será clave en decisión de Noruego SN Power", pagina 18, sobre los proyectos de SN Power/Trayenko. El artículo cita a ejecutivos de SN Power y Trayenko, diciendo que es muy poco la oposición a sus de proyectos proposititos para Panguipulli y Futrono. El periodista sólo escribió en el estilo del discurso de la empresa, no entrevistó a nadie de la zona en cuestión para saber si lo que están diciendo es aún cierto. Este articulo no refleja la realidad de la zona de que se trata. Los señores Huseby y Marchese están equivocados cuando dicen que hay "muy pocas personas" que forman la oposición a los proyectos que quieren elaborar en la zona. Hay una mayor oposición, especialmente en las comunidades mapuches, que sigue más que un año, y cada día suman más gente al movimiento. Es el sueño de los ejecutivos que todos están de acuerdos con sus proyectos, para poder cumplir a los términos de "responsabilidad social" de SN Power en Noruega, y para recibir la aprobación del estudio de impacto ambiental y social. Lamentablemente, la verdad es que la intervención en la zona por los ejecutivos es muy lejos de ser "responsable", ni ética. Si el periodista que escribió este articulo fuera a la zona, y si hablara con la gente local, rural, mapuche y no mapuche, que siempre han vivido allí, hubiera escrito otro cuento. El cuento es que hay una mayor oposición, la gente se están organizando más cada día, con apoyo de la municipalidad, empresarios, instituciones y organizaciones locales. Se dan cuenta que los cahuines creados por la empresa, como este articulo, que dicen que no hay oposición, son una manera estratégica de la empresa de manipular la opinión pública, para que las centrales se construyan. El hecho es que las personas de la zona que están en contra de los proyectos no tienen ni los recursos, ni el acceso, ni el poder político para poder demostrar su lucha por los medios de comunicaciones tradicionales, ni por otros métodos convencionales. No falta ninguna oposición o resistencia. El tema está muy fuerte en la zona, y la intervención de la empresa en tratando de convencer a la gente de sus proyectos ya está causando daños sociales irreparables para el largo plazo en las redes históricas de la zona. Pero también la gente está creando vínculos entre personas de todas clases, etnicidades, lugares, profesiones, instituciones y organizaciones que existen en la zona, para tratar de luchar contra la intervención de esta empresa multinacional y poderosa. Son gente rural, humilde, pero la mayoría tienen muy claro que NO quieren los proyectos de SN Power/Trayenko en su territorio y que no hay dialogo o "participación ciudanía" de forma transparente y democrática. Es importante para el desarrollo de la democracia en Chile que esta parte del cuento no queda fuera de los medios de comunicaciones. Tomar un rol de responsabilidad periodística seria de enviar un periodista a la zona para preguntar la gente misma si está de acuerdo con los proyectos o si está en contra, y porque. Si un diario como La Segunda no toma esta responsabilidad, no está siguiendo la ética básica del periodismo, ni está fomentando el derecho democrático de la libertad de expresión, porque parece que los periodistas que trabajan para La Segunda solamente pueden escribir lo que apoya a las empresas poderosas y a la política energética del gobierno. Y eso significaría además que la prensa en Chile, y sus periodistas, se transformen en instrumentos de manipulación por las intereses de las grandes empresas para poder realizar sus mega proyectos sin tomar en cuento la participación ciudanía. Cada periodista que querría informarse sobre el otro lado del cuento, tiene solamente que hacer una búsqueda en el internet para encontrar suficiente artículos en sitios de noticias locales y especializadas que demuestran que hay un gran mayoría de la gente de la zona, en Coñaripe, Liquiñe, Carririñe, Maqueo y otros lugares, que están manifestando su desacuerdo con los proyectos y la intervención de la empresa en varias formas democráticas y pacificas. Sería muy lamentable si la prensa tradicional no se da cuenta de esa parte del cuento y continúe a contribuir al silencio de las voces de resistencia de la ciudadanía chilena que están ejecutando sus derechos democráticos.