Hacia otro paradigma de civilidad !!!!!
"sólo después de que el último río haya sido destruído, sólo entonces nos daremos cuenta de que el oro no se puede beber" (Profecía Tribu Cree, Norteamérica)

Ennio Morricone - Rivers

9 feb. 2010

Carta2 Abierta a Felipe Berríos



¿ Dos rectas que no se cortan ?

Carta2 Abierta a Felipe Berríos

Cuando Felipe Berríos habla de que el primer desafío ecológico es la reducción de la pobreza toca en nosotros aquella fibra humana que nos lleva al sueño propiciatorio y a la lucha por erradicar el sufrimiento de los más postergados, de los empobrecidos, en esa también estamos …. Pero olvida Berríos otras sutilezas: no quiere recordar que hay una vinculación estrechísima entre desastres ambientales y pobreza, en el sentido de que son los marginados, a quienes ha afectado y afectará -en primerísimo lugar- cualquier colapso ecosistémico, porque muchos de los diseños del “progreso” terminan por afectar –de manera preconcebida- los espacios de sus cotidianos y porque los no empobrecidos –hasta ahora- manejan muchas otras alternativas para escapar de los desastres que en muchos casos –desgraciadamente- ayudan a producir.

-

El discurso de Felipe Berríos me abre hacia una cierta sensación en donde se difuminan las imágenes de las verdaderas causas de que haya empobrecidos. Pero voy más allá de eso, hoy deberíamos manejar una cierta lógica de inclusión ecosistémica, que superara lo reductivo que puede ser un paradigma centrado exclusivamente en alteridades (contradicciones).

-

Cuando Felipe Berrios defiende a la empresa privada, aquella que en la Patagonia compra conciencias bajo el maquillaje verde de la Responsabilidad Social Empresarial, desgraciadamente me (nos) huele a voz de trueque …. Chile necesita techos, pero no mientras la institucionalidad ambiental y la sociedad en su conjunto no hayan resuelto el dilema -NO MENOR- en torno al verdadero significado de las represas en la Patagonia. Techos para Chile sí!, pero no cargando en la conciencia de esta institución, la destrucción de una zona que debiese ser reserva de la biósfera y patrimonio de la humanidad.

-

Las palabras de Felipe Berríos me suenan a una cierta aplicación/interpretación extrema de Maslow, en donde en pro de superar la pobreza se postergan –por ejemplo- necesidades culturales, ecológicas y no puedo dejar de olvidar que ha sido la razón-pura del racionalismo-cartesiano la que ha alejado de nosotros la imagen de la trama, aquella interconexión insoslayable que tenemos con el universo y que por negarla estamos en donde estamos ….

-

Es curioso como las más esperanzadoras miradas en Teología de la Creación parecieran quedar fuera del ámbito de la discusión en la voz de Berríos. Pareciera a primera vista en este caso –que las dos vertientes de conciencia que enfrentamos fueran tan disímiles, como si las cosmovisiones desde done nos paramos fueran dos rectas que no se cortan …. Pero esto definitivamente no es así, tengo la esperanza ….. y es por eso que llamados a propiciar el contacto con Berríos –como el mío infructuoso y el abierto por Monseñor Infanti- son en extremo valiosos ….

-

Felipe Berríos sobrepone la necesidad de los pobres por encima de toda otra sensibilidad, descartando el sutil lazo que pueden tener incluso aquellos pobres a los que favorecería una posible donación de Hidroaysén, con los ecosistemas patagónicos …. Si Uds. me preguntan: ¿qué tienen que ver los pobres con la Patagonia, si viven a cientos de kilómetros de ella? Mi respuesta quizás les pueda pacerá irrisoria ….. : TODO!

-

Claudio Escobar Cáceres

Ingeniero Civil Industrial Eléctrico, PUC

Profesor de Estado en matemáticas, UAH

No hay comentarios: